Municipio Cabimas, sector Nueva Rosa: Asesinan a comerciante cuando se disponía a negociar la compra de un carro

 

Un comerciante identificado como Reinaldo Antonio Fonseca Villamizar, de 44 años de edad, fue asesinado la noche del sábado, 8 de junio, cuando se trasladaba a bordo de un vehículo por la calle Camareo del sector Nueva Rosa, parroquia Rómulo Bentancourt, municipio Cabimas.

Según fuentes de la policía científica, la víctima presuntamente iba a negociar la compra de un carro, cuando fue interceptada por varios sujetos, quienes le truncaron el paso y le exigieron la entrega del automotor. Aparentemente Fonseca se resistió al robo e intentó huir. En medio de la fuga uno de los hampones le disparó a través de la ventana del copiloto.

El agraviado perdió el control del volante y se estrelló contra la pared de una vivienda de la zona. El estruendo alarmó a los residentes de la jurisdicción, quienes trasladaron a la víctima al hospital de la localidad, donde falleció a los pocos minutos de ser ingresado.

Despliegue policial

La novedad fue notificada a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscritos a la subdelegación Cabimas, quienes fulminaron a las 7:00 de la mañana de este domingo, 9 de junio, a los señalados como implicados en el homicidio.

Los uniformados precisaron a tres de los «gatilleros» en el callejón Mara, parroquia Rómulo Betancourt, del referido municipio, donde se negaron a la voz de alto. Uno de los sindicados logró huir del cerco policial, mientras que los otros dos se midieron a disparos con los agentes.

En medio de la balacera resultaron heridos y murieron en el hospital de Cabimas. Los caídos fueron identificados por fuentes policiales como Alex Bertí Romero (18), alias «El Alex»; y Edgar José Martínez (20), alias «El Enano».Lea también:  Mexico: Cinco personas murieron por desbordamiento de río

Los uniformados ligados al caso sentenciaron que los fulminados eran miembros de una banda que opera en la COL. La línea de investigación apunta a que la víctima pudo ser engañada con la presunta venta de un carro para despojarlo de la unidad en la que se trasladaba.

Las indagaciones entre el entorno social y familiar de Fonseca Villamizar iniciaron para determinar el circulo en el que se desenvolvía el fallecido, de quien apuntaron los investigadores se desempeñaba como comerciante en Cabimas.