El avance silencioso de Nicolás Maduro según Sebastiana Barráez


La figura de Maduro parece estar envuelta en una serie de estrategias y planes, algunos apegados a quien fue su antecesor, Hugo Chávez, otros con la pretensión de “controlar las masas hambrientas”, según explicó la periodista Sebastiana Barráez. 

Desde que asumió el mandato en el 2013, Maduro parecía tener un proyecto político claro, fundamentado en que el único hombre de poder sería él, según detalló este miércoles la comunicadora en su columna de opinión publicada en un portal informativo venezolano.

“Sus tropiezos, errores y equivocaciones, confundieron a la oposición, que lo vio torpe, ignorante, vacilante y le adjudicaron el sobrenombre de “Maburro”. Entre los opositores el presidente venezolano parecía pan comido, mientras que en la revolución se burlaban a sus espaldas y con disimulo, mientras que públicamente lo defendían como el comandante de la revolución sin creer mucho en que lo fuera”, relató.

Pero las apuestas de que Maduro dejaría el poder debido a sus incongruencias vinieron de todas partes, incluso desde la comunidad internacional. Otras variables incluyeron a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, según explicó la comunicadora, pero la “suerte del presidente”  lo ayudó y le dio respaldo en las fuerzas militares con la aparición de Vladimir Padrino López.

El avance de Maduro se debe a varios factores que señaló Barráez, entre ellos “la construcción de miles de viviendas, la invención del carnet de la patria que le permite a algunos tener acceso a ciertos beneficios, la insistencia en la guerra económica y encontrar en el nicho de la corrupción el arma más poderosa para aniquilar enemigos internos”.

Además de hacer surgir, “contra toda oposición interna y externa, a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), sin legitimidad y legalidad”. 

El silencio de Ramírez 

Los conflictos que han surgido recientemente entre las filas oficialistas con varios deslindamientos de figuras de peso como el expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez datan desde el inicio del mandato de Maduro, de acuerdo a la opinión de Barráez.

“Una de las primeras acciones que el presidente de la República intentó, cuando ganó en el 2013, fue destituir a tres hombres claves: Manuel Antonio Barroso Alberto, de la presidencia de Cadivi (junio 2006-marzo 2013), a Rafael Ramírez Carreño ministro y presidente de PDVSA (2002-septiembre 2014) y a José David Cabello (jefe del Seniat desde 2008)”, argumentó.

Aseveró que a pesar de todas las revelaciones realizadas por Ramírez y los intentos de apegarse a la figura de Chávez o buscar aliados como José Vicente, Elías, Carrizales, Carneiro, Castro Soteldo, Aristóbulo, se deben a que el exfuncionario entendió “que Nicolás lo está aplastando y por eso acude desesperado a buscar ayuda”.

Según Barráez, “Rafael está descubriendo que guardo silencio por demasiado tiempo, así que ahora poco parece importar lo que pueda decirle a un país que perdió la credibilidad en los dirigentes del Gobierno y Oposición. Quizá termine dándose cuenta que Nicolás tiene el arte de esperar para ver la urna de sus enemigos pasar, mientras degusta un café. Y vendrá el próximo”. 

Para leer la columna completa haga clic aquí. 

También puede leer: 

 

The post El avance silencioso de Nicolás Maduro según Sebastiana Barráez appeared first on Caraota Digital.



Fuente original Caraota Digital

قالب وردپرس